Noviembre en Mallorca: sumérgete en la tradición

Noviembre es un mes en el que las temperaturas aún son agradables y el ritmo frenético del verano ha disminuido. Las playas, que antes estaban abarrotadas, ahora ofrecen amplios espacios para relajarse. Los lugares turísticos, antes repletos, ahora permiten una experiencia más personal y menos apresurada.

En este artículo, exploraremos Mallorca en noviembre. Desde las actividades que puedes realizar, hasta la gastronomía local de esta temporada y consejos útiles para aprovechar al máximo tu visita. Si estás buscando una experiencia más serena y genuina en Mallorca, noviembre puede ser el mes perfecto para ti.

Clima en Mallorca en noviembre

Mallorca, siendo la isla más grande del archipiélago balear, goza de un clima mediterráneo que ofrece inviernos suaves y veranos cálidos. Sin embargo, a medida que se avanza hacia noviembre, la isla experimenta un cambio notable en su clima, marcando el inicio del período más fresco del año.

Las temperaturas en noviembre en Mallorca tienden a variar entre los 10°C y 20°C. Aunque es posible que algunos días alcancen temperaturas ligeramente superiores, en general, el clima se siente fresco, especialmente durante las noches. Se recomienda empacar ropa más abrigada si planeas salir después del atardecer.

Noviembre marca una de las épocas más lluviosas del año para Mallorca. Aunque no se espera que llueva todos los días, es probable que experimentes varios días con lluvias intermitentes o chubascos. Es aconsejable llevar siempre un paraguas o una chaqueta impermeable, especialmente si vas a realizar actividades al aire libre.

A pesar de las posibles lluvias, Mallorca aún disfruta de un buen número de horas de sol en noviembre. Los días comienzan a acortarse, pero aún puedes esperar 10 horas de luz solar directa al día.

El mar en noviembre ya ha comenzado a enfriarse, y las temperaturas del agua rondan los 18°C a 20°C. Aunque algunos valientes todavía se aventuran a nadar, la mayoría de los visitantes prefieren disfrutar de la playa para caminar o simplemente relajarse en la arena.

Si bien noviembre no ofrece el calor intenso y los largos días soleados del verano mallorquín, es un mes ideal para aquellos que buscan evitar las multitudes y experimentar una versión más tranquila y auténtica de la isla. Las actividades al aire libre como el senderismo, el ciclismo y las visitas a bodegas locales se pueden disfrutar plenamente, gracias a las temperaturas más frescas.

Mallorca en noviembre

Noviembre en Mallorca, tiempo de gastronomía

Noviembre en Mallorca marca el comienzo del otoño y con él, la transición hacia una cocina de temporada más reconfortante y rica en sabores. El clima fresco influye en los platos que se cocinan y se sirven, convirtiéndose en el momento ideal para degustar algunas de las especialidades locales. Aquí te doy una visión general de la cocina de temporada en Mallorca durante noviembre:

  1. Sopas y Guisos: Es la época del año en la que las sopas y guisos se vuelven más populares. Una de las más tradicionales es la “sopa mallorquina”, que lleva pan, verduras y, a veces, carne de cordero o conejo. Esta sopa espesa y nutritiva es perfecta para los días más fríos.
  2. Carnes: Las preparaciones con carne, especialmente el cordero y el cerdo, ganan protagonismo. El “frit mallorquí” es un plato tradicional que combina vísceras de cordero o cerdo con patatas, pimientos rojos y otras verduras.
  3. Productos del mar: A pesar de la bajada de temperaturas, la pesca sigue siendo abundante. Las gambas rojas de Sóller, las sardinas y el “cap roig” (scorpaena scrofa) son algunas de las delicias que puedes esperar encontrar en los menús.
  4. Setas: El otoño es la temporada de las setas en Mallorca. En el mercado o en los restaurantes, es común encontrar platos que incluyen variedades locales como “esclatasangs” o rovellons.
  5. Postres con frutos secos: Los frutos secos, especialmente las almendras, tienen un papel protagonista en la repostería mallorquina. En noviembre, es típico disfrutar de dulces como “gató”, un pastel de almendra, o “panellets”, pequeñas bolitas hechas a base de almendra y azúcar, tradicionalmente preparadas para la festividad de Todos los Santos.
  6. Aceitunas y aceite de oliva: No es raro encontrar aceitunas aliñadas como aperitivo en muchos establecimientos, y el aceite de oliva fresco comienza a hacer aparición, con su sabor más puro y aromático.
  7. Vinos locales: Después de la vendimia, las bodegas están en plena actividad. Es un buen momento para probar los vinos jóvenes del año o descubrir variedades autóctonas como la manto negro.
  8. Frutas de temporada: Aunque muchas frutas del verano ya no están disponibles, noviembre trae consigo frutas como los caquis, membrillos y granadas, que se integran en la cocina ya sea en platos principales, postres o mermeladas.

Utilizando los ingredientes que son típicos en Mallorca durante el mes de noviembre, se pueden elaborar una serie de platos tradicionales o reinventados que capturan la esencia de la isla durante este mes. A continuación, algunos ejemplos de platos elaborados con ingredientes de temporada:

  1. Sopa mallorquina de setas: Una variante del clásico de la isla, utilizando las setas locales como “esclatasangs”. Se prepara con trozos de pan moreno mallorquín, setas frescas, lomo de cerdo, col blanca y butifarrón.
  2. Lomo con col: Se trata de lomo de cerdo enrollado en hojas de col y cocinado lentamente con una salsa de vino blanco, ajo, cebolla y pimiento. Este plato es reconfortante y especialmente sabroso en los días más frescos.
  3. Panadera de “Cap Roig”: Un guiso tradicional que se elabora con este pescado autóctono, acompañado de patatas, cebolla, ajo, pimiento, tomate y caldo de pescado. Se adereza con pimentón y azafrán para un sabor más intenso.
  4. Frit mallorquí con alcachofas: Una variante del tradicional frit mallorquí incorporando alcachofas frescas de temporada. Se acompaña de patatas, hígado y carne de cerdo o cordero, y se sazona con hierbas aromáticas.
  5. Tarta de almendra y membrillo: Un postre que combina la textura suave del membrillo cocido con el sabor profundo de las almendras. Puede estar adornada con azúcar glas y acompañada de una bola de helado de vainilla o nata montada.
  6. Panellets de diferentes sabores: Además de los clásicos panellets de almendra, se pueden elaborar con sabores como coco, chocolate, café o incluso con un toque de licor local, ofreciendo variedad y mostrando la versatilidad de este dulce.
  7. Arroz caldoso con gambas de Sóller y setas: Un plato reconfortante y aromático, donde el arroz se cocina con un sabroso caldo de pescado, gambas frescas de Sóller y setas de temporada, logrando una combinación deliciosa.
Rosari Ensucrat - rosario dulce-, tipico de la ciudad de Palma, Mallorca
Rosari Ensucrat - rosario dulce-, tipico de la ciudad de Palma, Mallorca

Los rosarios “ensucrats”

El “Rosari ensucrat” es una tradición muy particular de las Islas Baleares, especialmente de Mallorca, que se suele elaborar en torno a la festividad de Todos los Santos y Día de los Difuntos. Este rosario comestible es una forma simbólica y dulce de recordar a aquellos que ya no están entre nosotros.

El “Rosari ensucrat” está elaborado con una serie de dulces tradicionales unidos entre sí, formando un rosario. Cada “decena” de este rosario está compuesta por 10 “galletes” (galletas) redondas, que simulan las cuentas, separadas por “llarguets” (alargados) que representarían a los padrenuestros. Además, se incorporan otros elementos como las “pilotes” o bolas grandes que hacen alusión a las cuentas más grandes del rosario.

La patena es un elemento crucial en este rosario comestible. Se trata de una pieza de mayor tamaño que cierra o corona el rosario. Es como una galleta grande, más elaborada, que representa la patena usada en la liturgia cristiana. En muchos casos, esta patena se adorna con imágenes religiosas hechas de azúcar o incluso con inscripciones.

En la tradición del “Rosari Ensucrat” en Mallorca, la patena que cierra el rosario dulce suele estar hecha de calabaza confitada, al igual que otras frutas confitadas que componen el rosario. No obstante, su tamaño es mayor y puede tener una forma ligeramente diferente, siendo más elaborada.

La superficie de la patena puede estar decorada con glaseado o azúcar glas, y a menudo lleva imágenes religiosas o inscripciones hechas de azúcar, o incluso podría tener una pequeña cruz de caramelo o azúcar en el centro.

Aparte de los rosarios de golosinas, durante estas fechas también es tradicional consumir otros dulces como “panellets”, pequeños pasteles a base de almendra, azúcar, huevo y patata o boniato. Estos dulces, junto con el “Rosari ensucrat”, hacen de la festividad de Todos los Santos y el Día de los Difuntos en Mallorca un momento lleno de sabor y tradición.

El simbolismo detrás del “Rosari ensucrat” es profundo, combinando la tradición religiosa y gastronómica de Mallorca en un solo objeto. Al regalar o compartir este rosario dulce, se fomenta el recuerdo de los seres queridos y la importancia de la fe.

Es una tradición que ha perdurado a lo largo de los años y que se sigue manteniendo viva en las familias mallorquinas, que año tras año elaboran o compran estos rosarios para compartir en estas fechas tan señaladas. La patena, como cierre del rosario, simboliza la centralidad de la Eucaristía y recuerda la importancia de la comunión y el recogimiento en la fe cristiana.

Suscríbete a nuestra newsletter

Visita a la Finca Treurer durante el mes de noviembre

Noviembre en Mallorca es un mes mágico. A medida que el paisaje se tiñe de colores otoñales y la isla se prepara para recibir el invierno, la Finca Treurer emerge como uno de esos rincones donde la esencia mallorquina está en su apogeo. Una visita a esta finca en noviembre no es solo un recorrido por sus instalaciones, sino también un viaje a través de tradiciones, sabores y paisajes que definen a Mallorca en otoño.

  1. El paisaje otoñal: El olivo centenario de Treurer, con sus ramas retorcidas y su frondosidad, luce majestuoso contra el telón de fondo de un cielo nublado o azul claro. El suelo cubierto de hojas caídas y el aire fresco del Mediterráneo convierten el paseo por la finca en una experiencia revitalizante.
  2. Degustación de aceite nuevo (Novell): Uno de los mayores placeres de visitar Treurer en noviembre es la oportunidad de probar el aceite “Novell”. Este aceite, recién prensado, destaca por su frescura y sabor intenso. Acompañado de un trozo de pan mallorquín, es una delicia que todos deberían experimentar.
  3. Cocina de temporada: Después de un recorrido por la finca, los visitantes pueden disfrutar de un almuerzo basado en la cocina de temporada de Mallorca. Noviembre trae consigo una serie de ingredientes frescos y autóctonos, desde setas silvestres hasta frutas de temporada, que se incorporan en deliciosos platos tradicionales.
  4. Tienda de la finca: Antes de finalizar la visita, es imprescindible pasar por la tienda de Treurer. Aquí, los visitantes pueden adquirir aceite de oliva virgen extra producido en la finca, así como también cosméticos basados en el propio aceite de oliva virgen extra.

Visitar la Finca Treurer en noviembre es sumergirse en una Mallorca auténtica, lejos del bullicio turístico del verano. Es una oportunidad para conectar con la tierra, con la tradición y con la esencia pura de la isla.

Mallorca en noviembre
Mallorca en noviembre

Recomendaciones para viajar a Mallorca en noviembre

  1. Ropa adecuada: Aunque las temperaturas suelen ser más suaves en noviembre, es recomendable llevar ropa de abrigo para las noches y alguna prenda impermeable por si ocurren chubascos ocasionales.
  2. Calzado cómodo: Las actividades al aire libre son ideales en esta época del año, por lo que un buen calzado es esencial, especialmente si tienes en mente explorar las montañas de la Serra de Tramuntana.
  3. Reserva con antelación: Aunque noviembre no es considerado temporada alta, algunos lugares y hoteles pueden estar cerrados, así que es una buena idea reservar alojamiento y actividades con antelación.
  4. Alquiler de coche: Para explorar la isla a tu ritmo, considera alquilar un coche. Las carreteras están en buen estado y te permitirán descubrir rincones menos turísticos.
  5. Degusta la cocina de temporada: En noviembre, muchos restaurantes locales ofrecen menús basados en productos de temporada. No te pierdas la oportunidad de probar delicias como el “tumbet” o postres elaborados con “cabello de ángel”.
  6. Participa en festividades locales: Noviembre es un mes en el que se celebran tradiciones como el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos. Es una oportunidad única para experimentar la cultura local.
  7. Actividades en la naturaleza: Las temperaturas suaves hacen de noviembre un mes excelente para hacer senderismo, ciclismo o simplemente pasear por la playa. Considera visitar el Parque Natural de s’Albufera o la reserva natural de Mondragó.
  8. Visitas culturales: Es el momento perfecto para visitar lugares de interés sin las multitudes de turistas. Museos, palacios y edificios históricos, como el Palacio Real de La Almudaina o la Catedral de Palma, son imprescindibles.
  9. Viaja con precaución: Si bien Mallorca es generalmente segura, siempre es recomendable seguir las medidas habituales de seguridad, como guardar objetos de valor en lugares seguros y estar alerta en áreas concurridas.
  10. Respeto por el medio ambiente: La belleza natural de Mallorca es uno de sus mayores atractivos. Asegúrate de no dejar basura atrás y de seguir las reglas locales para conservar la isla en su estado prístino.
  11. Participa en actividades vinícolas: Noviembre puede ser una buena época para visitar las bodegas de la isla y aprender sobre la producción local de vino.

Con estas recomendaciones, tu viaje a Mallorca en noviembre será una experiencia inolvidable, combinando la belleza natural de la isla con su rica tradición y cultura. ¡Disfruta de tu viaje!

Oli Treurer, Medalla de oro en NYOOC 2024

Premios 2024 a nuestro aceite Treurer

Premios 2024. Iberoleum 2024, primer puesto en furtados medios, medalla de oro en Nueva York – NYIOOC 2024 y medalla de oro en Los Angeles Olive Oil Awards 2024.

Círculo Treurer

Pertenecer a nuestro círculo de amigos tiene ventajas.
Puedes formar parte de él a partir de la primera compra.

Ventajas

Ser miembro del Club Treurer te dará acceso a la venta exclusiva del “aceite novell” durante el mes de noviembre.

¿Tienes previsto viajar a Mallorca? ¡Nos gustaría conocerte! Ven a visitarnos y realiza la visita completa a nuestra finca sin coste (entrada gratuita para 2 adultos, imprescindible reserva previa).

Requisitos de permanencia

Puedes pertenecer a nuestro círculo, cumpliendo dos sencillas condiciones

Haber adquirido al menos dos cajas de producto en los últimos 12 meses.

Estar dado de alta en nuestra newsletter.

Abrir chat
1
We're here to help you
Treurer EVOO
Hola! | Hi!
¿En qué podemos ayudarte? | How can we help you?