Biniaraix, uno de los pueblos más bellos de España

Anidada en la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra Biniaraix, una joya escondida de Mallorca que atrae con su belleza intacta y su tranquilo encanto.

Este pintoresco pueblo, con sus calles empedradas y casas de piedra, se erige como un testimonio del atractivo atemporal de las Islas Baleares. A un paso de la bulliciosa localidad de Sóller, Biniaraix ofrece un refugio tranquilo del ajetreo de la vida moderna, convirtiéndose en el lugar perfecto para aquellos que buscan serenidad en medio del esplendor de la naturaleza.

Biniaraix es más que un lugar escénico; es un museo viviente que encarna siglos de cultura y tradición mallorquina. La ubicación única del pueblo, a los pies de la Tramuntana, proporciona panoramas impresionantes que han inspirado a artistas y cautivado a visitantes por generaciones.

El encanto de sus caminos históricos y el dulce aroma de los huertos de naranjas y limones prometen un viaje inolvidable al corazón de la Mallorca montañosa. Aquí, el paisaje verde y el susurro del viento te invitan a hacer una pausa y saborear la esencia de una forma de vida más pausada y reflexiva.

Historia y patrimonio de Biniaraix

Biniaraix, con su atmósfera de tranquilidad y sus paisajes que parecen sacados de un cuento, no solo es un deleite para los sentidos, sino también un rico depósito de historia y cultura. Este pequeño pueblo, cuyas raíces se hunden profundamente en el pasado de Mallorca, ha sido durante siglos un reflejo viviente de las diversas civilizaciones que han dejado su huella en la isla.

El nombre de Biniaraix deriva de su época musulmana, siendo su toponomia original “Ben-Arraiz”, una clara evidencia de este legado. Esta herencia se entreteje en el tejido del pueblo, desde sus técnicas agrícolas hasta los rasgos distintivos de su arquitectura.

Las tradicionales casas de piedra y los característicos lavaderos públicos a la entrada del Barranco de Biniaraix son remanentes tangibles de un pasado que se resiste a desvanecerse, sirviendo hasta el siglo XX como centros de la vida comunitaria.

En el corazón del pueblo se alza la iglesia de la Inmaculada Concepción, un edificio cuya historia se remonta a finales del siglo XVI. Con su campanario cubierto de losetas blancas, no solo es un hito arquitectónico sino también el epicentro espiritual de Biniaraix. Las casas circundantes, muchas de las cuales datan de la misma época, lucen, bajo sus aleros azulejos pintados, una tradición destinada a ahuyentar los malos espíritus, contar historias o simplemente embellecer estos hogares con un toque de color y arte.

El conjunto histórico que forman el núcleo urbano de Biniaraix y su iglesia ha sido merecidamente reconocido como BIC (Bien de Interés Cultural) por el Consell Insular de Mallorca. Este reconocimiento no solo subraya la belleza y el valor histórico de la aldea sino que también refleja el compromiso de la comunidad y las autoridades por preservar su patrimonio para las futuras generaciones.

Pasear por Biniaraix es como viajar en el tiempo. Cada piedra, cada callejón y cada edificación narra historias de tiempos pasados, de gentes que, aunque ya no están, han dejado una marca indeleble en el paisaje y en el alma del pueblo. Este legado, protegido y venerado, continúa atrayendo a quienes buscan experimentar la autenticidad de Mallorca, lejos del brillo y la prisa de la vida moderna.

Calle en Biniaraix

La vida en Biniaraix

La vida en Biniaraix se desenvuelve con la serenidad y el ritmo pausado que caracteriza a los pueblos pequeños, donde cada día es una oportunidad para apreciar la belleza de lo sencillo y lo auténtico. Rodeado de la imponente Sierra de Tramuntana y sus valles fértiles, este pintoresco pueblo es un refugio de paz para sus habitantes y los visitantes que buscan un retiro del mundanal ruido.

En Biniaraix, la agricultura sigue siendo el corazón de la comunidad, una práctica que se ha transmitido de generación en generación. Los campos de olivos, almendros y, sobre todo, los naranjos son testimonio de una relación profunda y respetuosa con la tierra. La producción de aceite de oliva virgen extra, con su aroma y sabor incomparables, es uno de los orgullos del pueblo, producto de la dedicación y el esmero de sus agricultores. Esta tradición agrícola no solo provee a la comunidad de productos frescos y de calidad sino que también mantiene vivo el legado cultural de Biniaraix.

El entorno natural privilegiado de Biniaraix invita a la contemplación y al disfrute al aire libre. Senderismo, ciclismo y simplemente pasear por sus calles empedradas se convierten en actividades cotidianas que permiten a los visitantes y residentes conectar con la naturaleza y redescubrir el placer de la tranquilidad. La proximidad del Barranco de Biniaraix ofrece una puerta a exploraciones más aventureras, donde el paisaje se revela en toda su magnificencia.

Pero Biniaraix no es solo naturaleza y agricultura; es también un centro de convivencia y tradición. Las fiestas locales y celebraciones se viven con entusiasmo, siendo momentos en los que el pueblo se une para compartir y mantener vivas sus costumbres. Desde festividades religiosas hasta encuentros en las plazas y cafés, la vida social en Biniaraix se teje alrededor de la comunidad, fortaleciendo lazos y creando un sentido de pertenencia único.

En este entorno, cada día termina como comenzó: con una invitación a disfrutar de la vida en su expresión más genuina. Biniaraix no solo es un lugar para vivir; es un lugar para sentir, para detenerse y mirar a nuestro alrededor, reconociendo en cada rincón, en cada vista y en cada rostro, la belleza de lo sencillo, la riqueza de la tradición y el valor de la comunidad. Aquí, en el corazón de Mallorca, la vida fluye tranquila, arraigada en la tierra y abierta al cielo, ofreciendo a todos quienes la visitan un refugio de sosiego y autenticidad.

Turismo y actividades

Biniaraix, con su encanto rústico y ubicación privilegiada en la Sierra de Tramuntana, se presenta como un destino idílico para aquellos que desean sumergirse en la naturaleza y la cultura de Mallorca. Este pintoresco pueblo no solo es un refugio de tranquilidad sino también un punto de partida hacia aventuras y exploraciones en uno de los paisajes más impresionantes de la isla.

Senderismo y rutas de montaña

Una de las principales atracciones para los visitantes de Biniaraix es su acceso directo a numerosas rutas de senderismo que serpentean a través de la Tramuntana. El camino más célebre es, sin duda, el que atraviesa el Barranco de Biniaraix, un espectacular desfiladero cárstico que ha sido moldeado por el agua a lo largo de milenios.

Este sendero no solo ofrece vistas panorámicas del valle y las montañas circundantes sino que también conduce a los aventureros a través de una escalinata de piedra, testimoniando la armonía entre las obras humanas y la naturaleza.

Desde Biniaraix, los caminantes pueden emprender el ascenso hacia el Puig de Massanella, o explorar el camino hacia el Santuario de Lluc, un lugar de peregrinación y espiritualidad incrustado en el corazón de la sierra. Estas rutas no solo son una invitación a desafiar el cuerpo sino también a nutrir el alma, rodeados de un paisaje que inspira paz y admiración.

Cultura y patrimonio

Más allá del senderismo, Biniaraix ofrece a sus visitantes la oportunidad de sumergirse en la rica cultura local. Pasear por el casco antiguo permite descubrir la arquitectura tradicional de Mallorca, con sus casas de piedra y tejados de teja, y visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, cuyo campanario se alza como un guardián del tiempo. Los lavaderos públicos y las albercas reflejan la ingeniosa gestión del agua en la isla, vital para la agricultura y la vida diaria.

Gastronomía local

La experiencia en Biniaraix se completa con la degustación de la gastronomía local. Los productos frescos del valle, como las naranjas, aceitunas y almendras, son protagonistas de platos que deleitan el paladar y conectan al visitante con la tierra. Los restaurantes y cafés en Biniaraix y sus alrededores ofrecen menús que combinan la tradición con toques contemporáneos, en ambientes acogedores que invitan a disfrutar de largas sobremesas.

Conexión con la naturaleza

Para aquellos que buscan un contacto más íntimo con el entorno natural, Biniaraix está rodeado de huertos y olivares, donde es posible participar en actividades agrícolas o simplemente disfrutar del paisaje. La observación de aves y la fotografía de paisajes son otras actividades que permiten capturar la belleza única de este enclave mallorquín.

Barranco de Biniaraix

Comer en Biniaraix

La experiencia culinaria en Biniaraix es un viaje por los sabores tradicionales de Mallorca, realzados por el uso de productos locales frescos. En el corazón del pueblo y sus alrededores, pequeños restaurantes y bodegas ofrecen una atmósfera cálida y platos que son un reflejo del patrimonio gastronómico de la región. Desde suculentas carnes asadas hasta frescos pescados del Mediterráneo, pasando por ensaladas vibrantes con aceite de oliva virgen extra producido localmente, cada bocado es una celebración de la tierra.

Es Barranc y La Bodega son dos joyas en Biniaraix donde los visitantes pueden disfrutar de comidas auténticas en entornos encantadores. La Bodega, no solo un restaurante sino también una galería de arte y un club de ajedrez, destaca por sus jugos de frutas frescas de huertos propios y su célebre tarta de almendras, ofreciendo una experiencia que deleita todos los sentidos.

Biniaraix, una joya escondida en la Sierra de Tramuntana, es un destino que ofrece mucho más que hermosos paisajes. Es un lugar donde la historia, la cultura y la naturaleza se entrelazan, creando un tejido rico y vibrante que invita a ser explorado. Desde sus rutas de senderismo hasta su exquisita gastronomía, pasando por su patrimonio arquitectónico y sus opciones de alojamiento acogedor, Biniaraix promete una experiencia inolvidable para todos los que lo visitan.

 

Oli Treurer, Medalla de oro en NYOOC 2024

Premios 2024 a nuestro aceite Treurer

Premios 2024. Iberoleum 2024, primer puesto en furtados medios, medalla de oro en Nueva York – NYIOOC 2024 y medalla de oro en Los Angeles Olive Oil Awards 2024.

Jardines de Raixa, Mallorca

Finca Raixa

Raixa ha visto pasar por sus tierras a condes, cardenales y nobles, cada uno de ellos dejando su huella en la finca a través de renovaciones y reformas que han moldeado su apariencia hasta el día de hoy.

Círculo Treurer

Pertenecer a nuestro círculo de amigos tiene ventajas.
Puedes formar parte de él a partir de la primera compra.

Ventajas

Ser miembro del Club Treurer te dará acceso a la venta exclusiva del “aceite novell” durante el mes de noviembre.

¿Tienes previsto viajar a Mallorca? ¡Nos gustaría conocerte! Ven a visitarnos y realiza la visita completa a nuestra finca sin coste (entrada gratuita para 2 adultos, imprescindible reserva previa).

Requisitos de permanencia

Puedes pertenecer a nuestro círculo, cumpliendo dos sencillas condiciones

Haber adquirido al menos dos cajas de producto en los últimos 12 meses.

Estar dado de alta en nuestra newsletter.

Abrir chat
1
We're here to help you
Treurer EVOO
Hola! | Hi!
¿En qué podemos ayudarte? | How can we help you?