Mallorca en mayo, fiestas y ferias

Mallorca en mayo se despierta con un vigor renovado que anuncia la llegada del verano. La isla se sumerge en un clima cálido y acogedor, ideal para los viajeros que buscan evitar las multitudes de la alta temporada.

En este mes, la naturaleza de Mallorca se revela en todo su esplendor. Los campos se visten de verde vibrante y los mercados bulliciosos ofrecen los frutos más frescos de la primavera. Mayo es el mes en que Mallorca muestra su lado más auténtico, un tiempo para la exploración pausada y el disfrute de las tradiciones que perduran en el tiempo.

El clima de Mallorca en mayo

Mayo en Mallorca es sinónimo de días luminosos y temperaturas agradables que invitan a disfrutar de la isla en su máximo esplendor.

Con el invierno ya lejano y el verano asomando en el horizonte, el clima se establece en un equilibrio perfecto, con medias que oscilan entre los 18 °C y los 24 °C, creando el ambiente ideal para todo tipo de actividades al aire libre.

El sol brilla con fuerza, bañando la isla con una luz dorada que realza la belleza de sus paisajes naturales y urbanos. Las horas de luz diurna se extienden, lo que brinda a los visitantes más tiempo para descubrir las playas aún tranquilas, las rutas de senderismo y los pintorescos pueblos con sus terrazas y plazas.

En mayo, la brisa marina se convierte en una compañera constante, refrescante y vigorizante, perfecta para navegar, practicar deportes acuáticos o simplemente para disfrutar de un paseo por la costa. Las noches, todavía ligeramente frescas, invitan a una convivencia placentera en los patios y jardines de la isla, donde se puede cenar bajo las estrellas o disfrutar de una copa de vino local.

Aunque las lluvias son poco frecuentes en mayo, cuando ocurren, suelen ser breves y dejan tras de sí una atmósfera limpia y renovada, realzando los verdes intensos de la vegetación y el aroma de las flores que florecen en cada rincón.

Para los viajeros que llegan a Mallorca en mayo, se recomienda incluir en su equipaje ropa versátil, adecuada para los cálidos días soleados y las noches más frescas, así como trajes de baño para quienes deseen darse un chapuzón en las aguas todavía frescas del Mediterráneo.

Este mes ofrece el clima perfecto para aquellos que desean experimentar la diversidad de Mallorca sin las temperaturas extremas del verano o las incertidumbres del invierno.

Cala de Mallorca en mayo

La naturaleza de Mallorca en mayo

En mayo, Mallorca sufre una explosión floral que no solo embellece el paisaje, sino que también es vital para la proliferación de la vida silvestre, proporcionando hábitats y fuentes de alimento para una gran variedad de insectos polinizadores como abejas y mariposas.

La fauna de la isla se reactiva completamente con el clima cálido. Las aves migratorias, como los coloridos abejarucos y las majestuosas águilas calzadas, regresan a la isla, mientras que las aves residentes, como la tórtola europea y el cernícalo, comienzan su temporada de cría.

Es un momento ideal para los entusiastas de la ornitología, que podrán disfrutar del avistamiento de estas especies en su entorno natural.

Para los amantes de la naturaleza, mayo es el momento perfecto para explorar los diversos paisajes de Mallorca.

El senderismo es especialmente gratificante en esta época del año; rutas como el Camí de s’Arxiduc ofrecen vistas panorámicas de la costa y el interior, pasando por antiguas terrazas de olivos y densos encinares.

El Parque Natural de s’Albufera, con sus humedales, es otro destino que no debe pasarse por alto, siendo un refugio para cientos de especies de aves y un espacio tranquilo para caminatas sosegadas en la naturaleza.

El ciclismo es otra actividad popular en mayo, con temperaturas ideales que invitan a recorrer tanto las rutas costeras como las montañosas. Las carreteras secundarias y las vías verdes son opciones seguras y pintorescas para los ciclistas de todos los niveles, y numerosas empresas locales ofrecen alquiler de bicicletas y rutas guiadas.

Para aquellos que prefieren una experiencia más tranquila, simplemente pasear por los paisajes de la isla puede ser profundamente satisfactorio. Los viñedos, los olivares y los huertos en flor son el escenario perfecto para una tarde de relajación y conexión con el entorno natural.

Los jardines botánicos y las fincas rurales abiertas al público también son lugares ideales para aquellos interesados en conocer más sobre la flora endémica y la agricultura de Mallorca.

En conclusión, mayo es un mes que invita a sumergirse en la naturaleza vibrante de Mallorca, a apreciar la belleza de su flora y fauna, y a disfrutar de actividades al aire libre que rejuvenecen el cuerpo y el espíritu.

Gastronomía

La “Mostra de La Cuina de Mallorca” es un evento culinario que se celebra en la isla de Mallorca, generalmente en mayo. Esta muestra es una celebración de la rica y variada gastronomía de la isla, brindando a locales y visitantes la oportunidad de explorar y disfrutar de las delicias culinarias mallorquinas.

En las plazas y calles, los visitantes se encuentran con una variedad de stands y puestos que exhiben lo mejor de la gastronomía local. Chefs de renombre y cocineros tradicionales ofrecen degustaciones de platos, permitiendo a los comensales sumergirse en un viaje culinario a través de la historia y la cultura de Mallorca.

La “Mostra de La Cuina de Mallorca” no se limita a la comida. Este evento también ofrece la oportunidad de participar en talleres y demostraciones culinarias, donde chefs expertos comparten sus secretos y técnicas, desde la preparación de platos tradicionales hasta modernas reinterpretaciones de recetas ancestrales.

El festival se acompaña de actividades complementarias como catas de vino, donde los visitantes pueden probar los vinos locales, reconocidos por su calidad y sabor único, producto de la geografía y el clima de la isla. Estas catas suelen ser dirigidas por sommeliers expertos que guían a los participantes a través de las notas y matices de cada vino, complementando perfectamente la experiencia gastronómica.

Festividades de Mallorca en mayo

Mayo en Mallorca se caracteriza por ser un mes repleto de eventos y festividades que reflejan la rica cultura y tradición de la isla. Uno de los principales atractivos son las ferias locales, que se celebran en diferentes pueblos y ciudades, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de sumergirse en la autenticidad de la vida mallorquina. Estas ferias suelen incluir mercados de artesanía, exposiciones de productos agrícolas, muestras de ganado y demostraciones de oficios antiguos.

En el ámbito gastronómico, mayo es un mes excepcional para los eventos culinarios. Festivales como la “Fira del Vi” en Pollença permiten a los asistentes degustar y comprar vinos locales, descubriendo la variedad y riqueza de los caldos mallorquines.

Además, no faltan las “Fiestas de Mayo” en Santa Maria del Camí, que incluyen desde competiciones deportivas hasta bailes folclóricos y conciertos al aire libre. Son una excelente oportunidad para que los visitantes experimenten de primera mano el espíritu festivo y la hospitalidad de los habitantes de Mallorca.

Mayo es un mes vibrante en Mallorca, lleno de eventos que celebran la música, la comida, la historia y la cultura. Es el momento ideal para que los visitantes participen en las festividades locales y se sumerjan en las tradiciones que hacen de la isla un lugar tan especial y único.

Feria Costitx en Flor

En el corazón de Mallorca, en el pueblo de Costitx, se celebra anualmente un evento que captura la esencia de la primavera en toda su gloria: la “Fira Costitx en Flor”.

Este festival, que se lleva a cabo en mayo, es un tributo a la explosión de colores y vida que caracteriza esta época del año en la isla, con un énfasis especial en la floración y la horticultura.

Desde el momento en que uno pisa Costitx durante la feria, es recibido por un despliegue deslumbrante de colores. Las calles y plazas del pueblo se transforman en un tapiz de flores multicolores, creando un ambiente festivo que atrae a visitantes tanto locales como de lugares lejanos. Los puestos adornados con flores y plantas, junto con las artesanías locales, convierten a la aldea en un centro de celebración y alegría.

Uno de los principales atractivos de la “Fira Costitx en Flor” son sus exhibiciones de flores y plantas. Jardineros, tanto profesionales como aficionados, compiten en varias categorías, mostrando la diversidad y belleza de la flora mallorquina. Pasear por estas exposiciones es una oportunidad para admirar la variedad y el esplendor de las plantas, donde cada una cuenta su propia historia a través de sus colores vibrantes y formas únicas.

Más allá de la belleza visual, la “Fira Costitx en Flor” es también un centro de actividades culturales y educativas. Los visitantes tienen la oportunidad de participar en talleres sobre jardinería y conservación de plantas. Estos talleres son espacios de aprendizaje y descubrimiento, donde se comparten técnicas de jardinería sostenible y se brindan consejos sobre el cuidado de las especies nativas.

Pero no todo es jardinería y flores. La feria también es un escaparate de la rica gastronomía de Mallorca. Los stands ofrecen desde platos tradicionales hasta refrescantes bebidas, perfectas para disfrutar mientras se explora la feria. Y para añadir aún más alegría al ambiente, la música en vivo y las actuaciones de grupos folclóricos llenan el aire, creando un telón de fondo perfecto para un día de festividad y diversión.

La “Fira Costitx en Flor” no solo es una celebración de la primavera, sino también una plataforma para fomentar la conciencia ambiental. Con puestos informativos de organizaciones locales dedicadas a la protección del medio ambiente, la feria subraya la importancia de preservar la biodiversidad de Mallorca.

Firó de Soller, Mallorca en mayo

Es Firó de Soller

“Es Firó de Sóller” es una de las festividades más emblemáticas y vibrantes de Mallorca, celebrada en la pintoresca localidad de Sóller. La festividad es una mezcla espectacular de historia, cultura y fiesta, y es un evento que atrae a multitudes de residentes y visitantes cada año.

Este festival rememora una valiente batalla librada en 1561, cuando los habitantes de Sóller repelieron un ataque de piratas moriscos, sellando así un capítulo de valor y astucia en el libro de la historia local.

A medida que el evento se aproxima, la emoción se apodera de las calles; las plazas y los rincones del pueblo se engalanan y la comunidad se viste de época, con unos encarnando a los valientes defensores mallorquines y otros tomando el papel de los temibles invasores moriscos. La recreación de la batalla es el momento cumbre, una representación llena de pasión y teatralidad que honra a los ancestros y conserva las llamas de la memoria viva.

Los días previos al gran espectáculo están marcados por desfiles que serpentean por las calles al ritmo de la música tradicional, y actos culturales que pintan el aire con la esencia de lo mallorquín. Las danzas folclóricas invitan a todos a unirse, y los mercados de artesanía exhiben el ingenio y el talento de los artesanos de la isla.

La comunidad de Sóller, corazón palpitante de “Es Firó”, se entrega en cuerpo y alma a la festividad. Desde los más jóvenes hasta los más ancianos, todos aportan su granito de arena para que cada año, la festividad sea un espejo de su identidad y su orgullo. Las escuelas, en particular, se sumergen en la enseñanza de la historia detrás de la celebración, asegurando que las nuevas generaciones lleven en alto la antorcha de sus tradiciones.

“Es Firó de Sóller” es la celebración de una identidad, un legado que cada año se renueva y se afianza como uno de los eventos más significativos y esperados de la isla, un festival donde la historia y la cultura se dan la mano en una danza que perdura en el tiempo.

Feria medieval de Capdepera, Mallorca en mayo

Fiesta medieval Capdepera (3er fin de semana)

La Feria Medieval de Capdepera es una puerta a otro tiempo. Cada mayo, este pueblo, custodiado por su imponente castillo, retrocede en el tiempo para celebrar su herencia medieval. Los visitantes se encuentran inmersos en una atmósfera que evoca los días de la reconquista, con banderas ondeando al viento y estandartes colgando de las antiguas piedras.

El aire se llena con el bullicio de los comerciantes que anuncian sus mercancías en el mercado al aire libre, donde los aromas de hierbas y especias se mezclan con los de cuero y metal forjado. Los artesanos y artesanas muestran sus habilidades, trabajando la plata y el hierro como en los tiempos medievales, mientras que los tejedores y tejedoras entrelazan hilos creando tapices y vestimentas que parecerían haber sido usados por los nobles de antaño.

En las plazas, las representaciones teatrales y los combates de caballeros capturan la atención de todos. La gente se congrega para ver a los valientes luchadores en torneos, donde el clamor de las espadas y los escudos resuena como un eco de las batallas de una era olvidada.

Por la noche, la feria se transforma bajo la luz de antorchas y hogueras. Los cuentacuentos narran épicas y leyendas alrededor del fuego, mientras los asistentes se deleitan con los sabores de la gastronomía medieval, probando guisos, asados y panes que se habrían encontrado en los banquetes de la nobleza.

Fira del Vi (Pollença)

La “Fira del Vi” de Pollença es un homenaje al arte de la vinicultura, un sector que ha arraigado en el fértil suelo mallorquín y que se ha convertido en un emblema de la identidad local.

Al llegar a la feria, uno es recibido por la vista de estands elegantes, cada uno albergando vino que encierra el espíritu de la tierra y el esfuerzo de sus productores.

Los visitantes, provistos de copas, se pasean entre los puestos, degustando y descubriendo los matices de cada vino, guiados por los conocedores que relatan las historias detrás de cada cosecha.

La “Fira del Vi” acoge a familias completas. Hay actividades para los más pequeños, que se entretienen con juegos y talleres, mientras los adultos exploran con gusto el mundo del vino.

Con cada edición, la “Fira del Vi” de Pollença no solo atrae a los residentes de la isla, sino que también captura la imaginación de visitantes de tierras lejanas, ansiosos por sumergirse en la cultura vinícola de Mallorca. Es un evento que refleja la hospitalidad y el orgullo de Pollença, un pueblo que cada año abre sus puertas y ofrece en cada copa una historia, una tradición y una invitación a regresar.

Fiestas de la primavera en Manacor

En plena primavera, la ciudad de Manacor se transforma en un escenario de celebración y alegría. Las Fiestas de la Primavera en Manacor son un evento anual que se convierte en el epicentro de la cultura y tradición de la isla, invitando a locales y visitantes a compartir en la exuberancia de la estación más viva del año.

Las calles de Manacor, adornadas con guirnaldas de flores frescas y banderines, palpitan con la vibración de la música y la expectativa de los festejos que están por comenzar.

El corazón de las fiestas es la danza y la música. Los cossiers, ataviados con trajes tradicionales, danzan al ritmo de melodías ancestrales, mientras que en los escenarios improvisados, bandas y artistas de todo tipo ofrecen su arte, convirtiendo cada rincón de Manacor en una celebración de la vida y el renacimiento que trae la primavera.

Las Fiestas de la Primavera también son un momento para honrar las tradiciones agrícolas de la isla. Los agricultores exhiben con orgullo los frutos de su trabajo en el campo, ofreciendo degustaciones de productos locales y compartiendo sus conocimientos sobre la tierra y sus cultivos. Es un tiempo para reconocer y celebrar el ciclo de la vida que se renueva, un principio tan antiguo como la tierra misma.

Feria de la piedra y la artesanía (Binissalem)

Binissalem es conocido por su piedra y sus vinos. Allí se celebra cada mayo la Feria de la piedra y artesanía, un evento que es tanto un homenaje a las antiguas tradiciones como una vitrina del talento local actual.

Durante este festival, las calles se convierten en un museo al aire libre, donde maestros canteros y artesanos muestran sus habilidades en vivo, esculpiendo y moldeando la emblemática piedra de Binissalem ante los ojos maravillados de los visitantes.

Desde el amanecer hasta el crepúsculo, el sonido del cincel contra la piedra resuena en el aire, en armonía con las melodías folclóricas que tocan los músicos locales. Los visitantes deambulan entre los puestos del mercado, admirando las delicadas piezas de artesanía que van desde joyería hecha a mano hasta intrincados trabajos en cuero y cerámica.

Los talleres interactivos invitan a niños y adultos a poner sus manos en la piedra, aprendiendo de los expertos cómo dar forma a la materia prima que ha construido tanto la arquitectura como la historia de la isla.

La feria también es una oportunidad para degustar los famosos vinos de la región, con catas que permiten descubrir la complejidad y la profundidad de los caldos producidos en las fértiles tierras que rodean el pueblo.

Be Palma, feria de la gastronomía y el producto local

Cuando la primavera está en su apogeo, se celebra “Be Palma“, un evento que captura la esencia de la vida urbana y la creatividad de la isla. Esta experiencia única, que cobra vida en las calles bañadas por el sol de la ciudad, es una invitación a explorar la riqueza cultural, artística y gastronómica de la capital.

El evento se extiende a lo largo de varios días de mayo, transformando a Palma en un hervidero de actividad y efervescencia cultural. Los visitantes son recibidos por las melodías de músicos locales, mientras artistas callejeros llenan el Parc de la Mar con sus vibrantes colores y formas en vivo ante un público encantado.

Mientras la noche cae, la ciudad se ilumina con una atmósfera mágica. Los asistentes disfrutan de los conciertos al aire libre, donde los géneros musicales varían desde el jazz suave hasta ritmos más contemporáneos que invitan a bailar.

Ferias de Mayo: Campanet, Campos, Felanitx, Sineu, Lloret de Vistalegre, Ses Salines, Sóller

Mayo en Mallorca es un mes vibrante, marcado por una serie de ferias en distintos pueblos, cada una con su encanto y tradición únicos. Estas ferias son una muestra viva de la cultura y la tradición de la isla, ofreciendo una experiencia auténtica tanto para los locales como para los visitantes. Aquí hay una descripción de las ferias que se celebran en Campanet, Campos, Felanitx, Sineu, Lloret de Vistalegre y Ses Salines:

  1. Feria de Campanet: La feria de Campanet es conocida por su enfoque en la artesanía y la agricultura local. Este evento atrae a artesanos de toda la isla que exhiben y venden productos hechos a mano, desde cerámica hasta textiles. También es una oportunidad para degustar productos locales como el vino y el queso.
  2. Feria de Campos: En Campos, la feria se centra en la agricultura y la ganadería. Aquí, los visitantes pueden ver exposiciones de maquinaria agrícola, animales de granja y demostraciones de técnicas agrícolas tradicionales. Es un evento ideal para aquellos interesados en el estilo de vida rural de Mallorca.
  3. Feria de Felanitx: Felanitx acoge una feria que celebra su patrimonio vitivinícola. Esta región, conocida por sus vinos, ofrece catas y venta de vinos locales. Además, hay eventos culturales, como música en vivo y danzas tradicionales.
  4. Feria de Sineu: La feria de Sineu es quizás una de las más famosas, particularmente por su mercado de ganado, uno de los pocos que aún quedan en Europa. Además del mercado, hay stands de comida, artesanías y actividades para toda la familia.
  5. Feria de Lloret de Vistalegre: Lloret de Vistalegre organiza una feria que destaca por su ambiente íntimo y auténtico. Aquí se celebra la cultura local con una variedad de productos artesanales y gastronómicos, música y bailes tradicionales.
  6. Feria de Ses Salines: En Ses Salines, la feria se centra en la sal, un producto importante en la historia de la isla. Los visitantes pueden aprender sobre la producción de sal y explorar productos relacionados, como cosméticos y alimentos condimentados con sal local.

Características Comunes:

  • Productos locales: Todas estas ferias ofrecen la oportunidad de comprar productos locales directamente de los productores, desde alimentos hasta artesanías.
  • Actividades culturales: Cada feria incluye una variedad de actividades culturales, como música en vivo, danzas folclóricas y talleres.
  • Experiencias gastronómicas: La comida es un componente esencial de estas ferias, con puestos que ofrecen platos tradicionales y delicias locales.
  • Ambiente familiar: Estos eventos son adecuados para todas las edades, con actividades y entretenimientos para niños y adultos por igual.

Estas ferias de mayo en Mallorca no solo celebran la diversidad y riqueza de la cultura de la isla, sino que también ofrecen a los visitantes una forma maravillosa de experimentar la vida local y sus tradiciones.

Feria del vino y el queso (Estellencs)

En la apacible localidad de Estellencs, ubicada en la falda de la imponente Sierra de Tramuntana, se celebra anualmente un evento que es el deleite de los paladares más exigentes: la “Fira del Vino y el Queso”. Esta festividad, que tiene lugar en el mes de mayo, es una oda a dos de los productos más emblemáticos de Mallorca, donde la tradición y la exquisitez se dan la mano.

Al adentrarse en el corazón de Estellencs durante la feria, uno se encuentra con un panorama de tiendas y puestos decorados con esmero, exhibiendo quesos artesanales y botellas de vino que son la esencia misma de la gastronomía local. La plaza del pueblo, normalmente tranquila, bulle con la actividad de los lugareños y visitantes que se mezclan en una danza de descubrimiento culinario.

Los productores locales, orgullosos de su labor, ofrecen muestras de quesos que van desde el tierno y cremoso hasta el curado y robusto, cada uno con su historia, cada uno con su carácter.

Al lado, los vinos tintos, blancos y rosados, producto del sol y la tierra mallorquina, se presentan para complementar y elevar los sabores de los quesos.

Feria del caracol (Sant Jordi)

El pequeño pueblo de Sant Jordi se transforma cada mayo en un bullicioso escenario de celebración y tradición culinaria con su conocida Feria del Caracol (Fira de’s caragol). Este evento anual es una oda a un ingrediente humilde pero venerado, el caracol, que se convierte en el rey de la fiesta.

Con el despertar de la primavera, las calles de Sant Jordi se llenan de vida y color. Los aromas de guisos tradicionales impregnan el aire, atrayendo a locales y visitantes hacia los puestos y las cocinas al aire libre donde los caracoles se preparan con esmero. La gente se reúne alrededor de las mesas para degustar este manjar, cocido en una variedad de estilos, desde los tradicionales caracoles a la llauna hasta recetas más innovadoras que sorprenden a los paladares más aventureros.

Los caracoles, cuidadosamente recogidos en los campos cercanos, se cocinan en caldos aromáticos con hierbas locales y especias. El evento no es solo una feria gastronómica, sino también un momento de unión y celebración comunitaria. Familias enteras, grupos de amigos y visitantes de todas partes se mezclan en una atmósfera de festividad y alegría.

Aparte de la gastronomía, la Feria del Caracol es un escaparate de la cultura y las tradiciones de Sant Joan. Música en vivo, danzas folclóricas y talleres artesanales añaden a la alegría de la fiesta, mientras los niños corren y juegan, disfrutando de las actividades pensadas especialmente para ellos. Es una oportunidad única para experimentar la hospitalidad y el orgullo de una comunidad que celebra su herencia con cada plato servido y cada canción tocada.

La Feria del Caracol en Sant Jordi no es solo un evento gastronómico, sino una expresión viva de la cultura mallorquina, donde el sabor de la tradición y el espíritu comunitario se funden en una experiencia inolvidable.

Mallorca en Junio, Torre de Matzoc

Mallorca en Junio

Mallorca en Junio es sinónimo de celebraciones y tradiciones, con eventos que atraen tanto a locales como a visitantes: Noche de san Juan, Feria de la Patata en Sa Pobla, etc.

Cuevas de Campanet

Cuevas de Campanet

Las Cuevas de Campanet mantienen un aire de autenticidad y tranquilidad, ofreciendo una experiencia íntima y reflexiva.

Círculo Treurer

Pertenecer a nuestro círculo de amigos tiene ventajas.
Puedes formar parte de él a partir de la primera compra.

Ventajas

Ser miembro del Club Treurer te dará acceso a la venta exclusiva del “aceite novell” durante el mes de noviembre.

¿Tienes previsto viajar a Mallorca? ¡Nos gustaría conocerte! Ven a visitarnos y realiza la visita completa a nuestra finca sin coste (entrada gratuita para 2 adultos, imprescindible reserva previa).

Requisitos de permanencia

Puedes pertenecer a nuestro círculo, cumpliendo dos sencillas condiciones

Haber adquirido al menos dos cajas de producto en los últimos 12 meses.

Estar dado de alta en nuestra newsletter.

Abrir chat
1
We're here to help you
Treurer EVOO
Hola! | Hi!
¿En qué podemos ayudarte? | How can we help you?